ACTUALIDAD Y EVENTOS

Arranca el estudio que puede cambiar para siempre la práctica odontológica y la diabetes en España

Arranca el estudio que puede cambiar para siempre la práctica odontológica y la diabetes en España

4 Agosto 2017 · Nota de Prensa / IM Medico · 0 comentarios

El estudio DiabetRisk, que evalúa la eficacia de la consulta dental para detectar precozmente el riesgo de sufrir diabetes, supera todas las expectativas.

Una dentista revisa la dentadura de una jovenEl estudio DiabetRisk, promovido desde la Fundación SEPA y dirigido desde el Grupo de Investigación ETEP de la Universidad Complutense, y que se realiza en la Red de Clínicas de Investigación de SEPA, con el apoyo de SUNSTAR GUM pretende evaluar en una situación de práctica clínica real la eficacia de un protocolo de evaluación del riesgo de diabetes o prediabetes no diagnosticadas en la consulta dental.

Un sencillo protocolo aplicado en el ámbito de la consulta dental a personas que acuden a estos centros por cualquier motivo de salud bucodental podría ayudar a detectar precozmente la diabetes en personas que desconocen tener esta enfermedad; se estima que su generalización en todas las clínicas dentales podría contribuir a diagnosticar de forma temprana la diabetes en miles de personas cada año en España.

Así lo consideran expertos de la Fundación SEPA de Periodoncia e Implantes Dentales. "Este proyecto, promovido por nuestra Fundación, es una de las investigaciones más innovadoras y ambiciosas de la Odontología española, que puede suponer un antes y un después en la lucha contra la diabetes y en la contribución de las consultas dentales privadas con la salud pública", asegura el presidente de la Fundación SEPA, el Dr. Adrián Guerrero.

Situación actual

Finalmente son 48 las clínicas dentales españolas que han aceptado participar, y han superado los controles de calidad, en uno de los estudios más innovadores que ha llevado a cabo la Odontología europea en los últimos años. Como destacan los coordinadores del estudio, los doctores David Herrera y Eduardo Montero, "las previsiones del estudio se centraban en incluir 25-30 clínicas, pero el interés en la investigación, junto con la responsabilidad de los socios de SEPA han hecho que el número casi se haya duplicado". A su juicio, "esto representa un hecho muy relevante, pues permitirá incluir más pacientes, con un reclutamiento más rápido y con perfiles más variables".

El reclutamiento de pacientes acaba de comenzar y se prevé que en septiembre alcance el ritmo normal de inclusión, dejándose los meses estivales para poner en marcha el proceso y resolver todas las dudas metodológicas. El objetivo es finalizar la incorporación de pacientes a finales del primer trimestre de 2018, esperando incorporar a más de 1.200 personas. El objetivo es evaluar un mínimo de 30 pacientes en cada una de las clínicas participantes en el estudio. Como subraya el Dr. Eduardo Montero, investigador del grupo ETEP (Universidad Complutense) y coordinador del estudio, "no se ha realizado nunca un estudio sobre este aspecto que tenga un tamaño muestral equiparable al que se pretende alcanzar en nuestro proyecto: sin duda, no existe ningún estudio similar en Europa".

Desde el punto de vista de la investigación, el estudio plantea importantes retos. Entre ellos, como destaca el Dr. Montero, "es especialmente complejo coordinar 48 centros que aportarán una gran cantidad datos, pero la capacidad y formación de los periodoncistas responsables en cada centro asegura la calidad del proceso".

Objetivos e implicaciones futuras

Para el Dr. David Herrera, investigador principal (IP) del proyecto y Profesor en la Universidad Complutense, "el estudio será relevante si es capaz de identificar un protocolo validado de detección de riesgo de sufrir diabetes o prediabetes entre las personas que acuden a clínicas odontológicas. Y que sea un protocolo sencillo, realizable en cualquier clínica dental, por cualquier profesional de la Odontología". Si es así, añade este experto, "y el protocolo se valida adecuadamente, se debería acabar aplicando en todas las clínicas dentales de España".

Las estimaciones sobre los beneficios teóricos que podría aportar el seguimiento de este protocolo son muy optimistas. "Si aplicando este protocolo cada dentista de España identificara un solo paciente al año que tiene diabetes y no lo sabe, la Odontología española contribuiría al diagnóstico precoz de diabetes en más de 30.000 personas cada año", asegura el Dr. David Herrera.

Desde el punto de vista sanitario y económico, esto tendría importantes repercusiones. "El impacto que puede tener el hecho de identificar precozmente la diabetes en personas que lo desconocen y que acuden a una consulta dental por otro motivo es extraordinario", afirma el Dr. Eduardo Montero. En concreto, según especifica, "se obtendría un efecto positivo sobre la salud y calidad de vida de estas personas, pero sería aún mayor el impacto en términos de salud pública y costes sanitarios".

De hecho, según los coordinadores del estudio DiabetRisk, "si el resultado que obtuviésemos fuese positivo y consiguiésemos probar la eficacia de este protocolo, esto debería hacer reflexionar a las autoridades sanitarias sobre la importancia real de la ciencia y la práctica odontológica y periodontal".

En concreto, el protocolo que empezará a aplicarse se compone de dos evaluaciones: el FindRisc y el Examen Periodontal Básico (EPB). Son tests muy sencillos y rápidos, que permiten hacer una estimación del riesgo de sufrir diabetes y un examen rápido de salud periodontal, respectivamente. "La hipótesis es que, combinando ambos, podría aumentarse la capacidad de detección de riesgo de personas que tienen diabetes y todavía no lo saben", apunta el Dr. David Herrera.

El FindRisc (FINnish Diabetes Risk SCore, test de riesgo de diabetes finlandés) es un cuestionario de referencia a nivel mundial que consiste en una serie de preguntas tales como edad, consumo de frutas y verduras, ejercicio físico, antecedentes familiares de diabetes mellitus, etc…y cuya utilidad en el diagnóstico de diabetes no conocida ha sido validada en diferentes poblaciones. Por su parte, el EPB es un índice útil a la hora de evaluar las necesidades de tratamiento periodontal de la población. Aunando ambas herramientas, los investigadores esperan que se incremente la capacidad de identificación de riesgo del protocolo, así como su sensibilidad, especificidad y  utilidad para identificar de manera acertada a las personas con diabetes no conocida.

En el estudio se evaluarán a pacientes que visiten, en primera consulta, alguna clínica formando parte de la Red de Clínicas de Investigación de SEPA. Durante esa visita los pacientes recibirán la evaluación clínica rutinaria y, de manera adicional se rellenará el cuestionario FindRisc y se realizará la evaluación periodontal mediante EPB; seleccionando, en base a los resultados, a aquellos sujetos en riesgo. A estos pacientes se les hará una determinación ambulatoria de su hemoglobina glicosilada. Con todos esos datos, se decidirá si remitir al paciente a su médico de Atención Primaria para que haga una valoración diagnóstica de la presencia de diabetes o prediabetes.
 

Salud

0 comentarios

No hay ningún comentario para esta noticia

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.