ACTUALIDAD Y EVENTOS

La discapacidad en ficción, una realidad aún imperceptible

La discapacidad en ficción, una realidad aún imperceptible

12 Septiembre 2017 · Laura Marta / ABC · 0 comentarios

Las asociaciones observan una evolución en la representación de personajes con distintas sensibilidades, pero inciden en la información para no perpetuar los estereotipos.

«Los enanos somos reales», espetó Peter Dinklage en un programa de televisión. Que el ganador de un Globo de Oro y un Emmy por «Juego de Tronos» tuviera que «aclarar» esta situación muestra una parte de la realidad que viven las personas con discapacidad en el día a día.

No obstante, también se observa que, sobre todo la ficción estadounidense, inicia tímidamente un cada vez más marcado proyecto por incluir la discapacidad en la pantalla pequeña, en la sociedad. Donde ya están, al fin y al cabo. Sin embargo, que Dinklage sea un personaje principal de una serie de éxito no significa que ese intento de normalización sea ideal, o perfecto, o incluso adecuado.

Antonio Mayor, director de comunicación e imagen de ONCE y su Fundación, es muy claro:«Focaliza los estereotipos con los que luchamos todos los días. E incluso magnifican esas características que tratamos de evitar. Es un hombre egoísta, cínico, que hace lo que quiere. Eso perjudica, y mucho, a los que pertenecemos al colectivo de la discapacidad».

Porque además de «Life too short» y algún otro personaje aislado, todavía son pocos los papeles para personas con acondroplasia y es esa la imagen que representa a todo el colectivo. «Somos conscientes de que es ficción, no un documental, y entendemos que hay miles de maneras de ver esta realidad.

No somos malos ni buenos, tenemos de todo», añade Juan Antonio Ledesma, presidente de la comisión de medios de comunicación del Cermi (Comité español de representantes de personas con discapacidad).

Así quieren aparecer, diversos, pero sobre todo quieren aparecer. «La imagen siempre vale más que mil palabras a la hora de concienciar y sensibilizar. Tanto la televisión como el cine son dos altavoces extraordinarios para conseguir la normalización.

La imagen cala y si desde la infancia ven en series y películas de cine a personas con discapacidad, se interiorizará como lo que es, algo completamente común y normal», explican desde la Confederación Aspace (Asociación de Parálisis Cerebral).

Aunque también hay buenos ejemplos en la ficción española, se observa una ligera evolución constante en Estados Unidos, con series como «Breaking Bad», «Daredevil», o las más recientes «Touch», «Sin palabras», «Atípico», y roles no tan protagónicos. «Las series no pueden ser ajenas a esta realidad.

Lo que queremos es que los guionistas descubran lo que podemos aportar», continúa Mayor.

Si el mensaje es adecuado, informado y respetuoso no solo como individuo sino como colectivo, es un mensaje de doble dirección: fomenta el entendimiento, supone un apoyo para las familias y contribuye al desarrollo del propio discapacitado, muchas veces sobreprotegido por el entorno. Muchas otras veces, directamente ignorado.

No obstante, tampoco quieren aparecer a cualquier precio.

Está Tyrion Lannister como antes estuvo el doctor «House», y antes la doctora Kerry Weaver en «Urgencias», un compendio de estereotipos subrayados por ese mal carácter que le da la discapacidad. ¿Serían tan agrios sin el bastón? ¿Venderían tanto sin esa característica? Consideran que no es tan difícil tratar esta situación, basta con informarse y no perpetuar lo negativo. «El problema es que no siempre se acude a las fuentes para informarse adecuadamente.

Y no son solo los estereotipos, es que a veces se cae en el mero sensacionalismo.

El autismo, por ejemplo, es un trastorno rodeado de mitos. Y lo peor es cuando se muestran aspectos que ya están superados o que genera expectativas que no responden al conocimiento», comenta Ruth Vidriales, directora técnica de Autismo España, que es tajante:«Hay muchos tiempos de TEA, y no todos los niños pueden descubrir un código nuclear en un crucigrama».

Humor o lástima

Como tampoco todos los ciegos pueden defender la ciudad de Nueva York como lo hace «Daredevil», que sí ofrece una imagen positiva y entusiasta con reflejo directo en la sociedad, y en los niños que pueden entender así que ser ciego solo es una capacidad distinta, no un impedimento para nada.

Lo dicen las asociaciones y los espectadores con discapacidad, como Alba Prado, de la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE), que incide en cómo se muestran las distintas sensibilidades en pantalla, normalmente o en burla o en lástima:«Me he llegado a sentir ofendida. En “La familia Bélier”, por ejemplo, donde los padres son sordos pero de una forma graciosa, como de burla. Hay momentos en los que sentí que se están riendo de mí. Sé que es ficción, y humor, pero la imagen es muy potente y es más fácil que se perpetúe una realidad errónea».

Desde Aspace también lo ven así: «Se suele presentar como una carga, eso no ayuda a cambiar la visión que se tiene de la discapacidad. No queremos dar una imagen de pena, que digan “pobrecitos”», continúan desde Aspace. Intentan ser optimistas, y ven una pequeña evolución. «Cada vez más los guionistas y directores usan menos estereotipos, sin embargo aún existen quienes acuden al trato fácil en sus guiones de presentarles como poco inteligentes, muy cariñosos, violentos, etc…

Muchas veces simplemente lo hacen porque creen que así el espectador tendrá más interés en la serie o en la película». Pero también observan buenos ejemplos, como en «Sin palabras», de FOX Life, cuyo personaje principal, e intérprete, es un chico con parálisis cerebral.

El objetivo final, llegar a ser los protagonistas de su propia realidad en la televisión: «Muchas personas oyentes tienen que aprender lengua de signos siendo que hay personas que estamos capacitadas para hacerlo», añade Prado. Solo quieren ser visibles, eso sí, con información que deben aportar los propios interesados. Tienen mucho que aportar a la sociedad, en la pantalla y en la calle.

Acceso a la noticia en el periódico digital www.abc.es.

Turismo y cultura

0 comentarios

No hay ningún comentario para esta noticia

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.