CANAL SENIOR

Hospitalización en casa

Hospitalización en casa

¿Qué es la Hospitalización Domiciliaria?

Son muchas las definiciones que se pueden aportar sobre la Hospitalización Domiciliaria. “Tener el hospital en la propia casa”, podría ser una definición muy básica pero ilustra el significado. Profundizando en el tema se podría afirmar que la “Hospitalización domiciliaria” se ha convertido en una alternativa asistencial del Área de Salud, que cuenta con un modelo organizado para ofrecer y ejecutar cuidados médicos a los pacientes en su domicilio cuando ya no sea necesaria la estancia en un hospital, pero resulta inevitable una vigilancia y asistencia médica compleja.

De la definición se extraen dos características fundamentales:

  • La asistencia tiene lugar en el domicilio del paciente
  • La asistencia es posible gracias a que los recursos que se emplean, tanto humanos como materiales, son similares a los se ofrecen en un hospital.

En definitiva cuando se habla de hospitalización domiciliaria se habla de una alternativa al ingreso en el centro hospitalario.

Ventajas del servicio

Hay que dejar muy claro que siempre que se habla de Hospitalización Domiciliaria se habla de una elección voluntaria tanto del paciente como de su familia.

La comodidad del hogar familiar, la presencia de la familia, el no perder independencia, evitar largas estancias hospitalarias, evitar las infecciones hospitalarias son las principales razones por las que los pacientes eligen esta opción asistencial.

Desde el otro punto de vista, desde el de los expertos se resalta como valor fundamental el derivado del entorno. La familia y el enfermo permanecen juntos y afrontan la enfermedad desde su ambiente (y no en un medio hostil como pueda ser el hospital).

Todo ello ha llevado a que un 10% de los hospitales españoles hayan creado su unidad de Hospitalización domiciliaria, es decir, que un total de 70 centros nacionales cuentan con unidades que trasladan los cuidados especializados desde el hospital a la propia casa del enfermo. (Los datos pertenecen al año 2003). Sin embargo, su avance es lento y son numerosas las comunidades que no han puesto en marcha este tipo de asistencia.

Pacientes

La base de la Hospitalización en casa está en el cuidador. El enfermo sin cuidador no podrá optar a este servicio. La familia o el cuidador no profesional serán informados de la dolencia del enfermo, de los cuidados que necesita, de los problemas que pueden aparecer, de los requisitos necesarios para hacer su convalecencia más llevadera. La familia estará en contacto telefónico permanente con el hospital para poder comunicar las incidencias que se produzcan. Tendrá que asumir una serie de responsabilidades muy importantes en lo que se refiere a alimentación, higiene y atenciones sanitarias.

El paciente que acceda a este servicio debe ser un paciente con un cuadro de gravedad controlado, con unas condiciones médicas estables y bien diagnosticado.

Los pacientes más indicados para favorecerse de este servicio son pacientes geriátricos, de cuidados paliativos, infectados VIH, C.M.A. Se trata de enfermos con un estado que no justifica su estancia en un hospital pero que necesitan una atención activa con vigilancia por parte de médicos y enfermera.

Calidad de la atención

La Hospitalización a domicilio debe ser considerada como un servicio más dentro de la hospitalización. Se trata de asistencia especializada y de alta calidad. El paciente en todo momento debe sentirse satisfecho y sobre todo seguro con la atención que recibe. Debe ser informado de los tratamientos que seguirá y de los cuidados que va a recibir para que se sienta tranquilo.

Los recursos que posee el hospital se utilizarán de forma racional, eficaz y con efectividad para la hospitalización a domicilio.

La Unidad de Hospitalización estará compuesta por personal profesional sanitario. Incluye generalmente especialistas, coordinadores, enfermeras/os, auxiliar administrativo y trabajadores sociales. Sus servicios se prolongan durante los fines de semanas. La Unidad está preparada para responder en cualquier momento a cualquier anomalía que pueda surgir.