SALUD

Concepto y uso

Concepto y uso

Introducción

Haciendo la compra en un supermecadoLa conciliación de la vida familiar y laboral en estos momentos es uno de los aspectos básicos de la lucha por las mejoras laborales. Poder compatibilizar nuestras tareas cotidianas en nuestro hogar con el desempeño del trabajo que nos da de comer.

No es fácil organizarnos con hijo/as, padres, madres, pareja, etc… y responder cómo las empresas nos exigen. Los horarios no son compatibles con el de los niño/as en edad escolar en la mayor parte de las ocasiones, no tenemos manos para hacernos cargo de nuestros mayores o de las personas que dependen de nosotro/as.

Así en los últimos tiempos se está trabajando en este sentido, en el de mejorar la calidad de vida y la compatibilidad de las actividades familiares y personales con las exigencias de nuestro entorno familiar.

La utilidad es evidente, si nuestros horarios son compatibles, podremos hacernos cargo de todas las tareas y además disfrutar de la vida en familiar/personal, que es tan necesaria como comer cada día.

 

Factores de riesgo y conflicto trabajo/familia

Mujer embarazadaLa llegada de un nuevo miembro a la familia, o la enfermedad de otro puede hacernos resbalar en el ámbito laboral.

Es tan frecuente como dramático ver como muchas mujeres (también hombres, pero en mucha menos medida) tienen que alejarse de su ámbito profesional para hacerse cargo de sus hijos y sus mayores.

Esto puede conllevar no sólo problemas económicos, sino también de tipo emocional. Tener que apartarse de lo que hasta entonces había sido la  carrera profesional por la que se ha luchado mucho tiempo, no deja de ser un razón para pasarlo mal. No a todo el mundo le resulta fácil centrar su vida en el cuidado de familiares, y no sólo porque no le permita otras actividades, sino porque es una trabajo el de cuidador/a duro y a veces poco gratificante y valorado. Se reciben pocos apoyos y a veces el sentimiento de soledad se hace muy duro.

Subir al menú

Impacto del estrés laboral en la salud

Los resultados del conflicto entre la vida familiar y nuestro trabajo tiene consecuencias como:

Falta de eficiencia en el desempeño de funciones laborales y familiares

Trabajadores en una oficinaTodo/as hemos sentido alguna vez como nos vemos superado/as por la circunstancias y no damos más de sí. Cuando nos encontramos con que no sabemos a cargo de quién dejar a nuestro familiar y debemos salir corriendo al trabajo porque es hora de fichar, cuando nos llaman del colegio para decir que nuestra hija está enferma y debemos ir a recogerla, cuando nuestro padre está impedido y necesita atención permanente en casa y no tenemos un centro de  día al que acudir o un/a cuidador/a  que se haga cargo en las horas de trabajo, …¿qué hacemos?

Obviamente la ansiedad, el nerviosismo y la frustración por no llegar a más, pueden tener como resultado una dificultad importante para estar al 100% en el trabajo y en familia.

La falta de apoyos en muchas ocasiones desemboca en que lo/as empresarias decidan no contratar a personas con responsabilidades familiares por miedo a la falta de eficiencia y la probabilidad de que se ausente del trabajo más veces de las deseadas por la empresa.

Tener responsabilidades  familiares no significa no dar de si en el trabajo y dar la razón a lo/as empresario/as, significa que las circunstancias personales también son algo a tener en cuenta en el/la trabajador/a. Es un camino largo de recorrer de lucha por los derechos laborales. Ser padre/madre, hijo/a, o simplemente persona no debiera ser impedimento para ser profesionales de calidad con una vida familiar plena y desarrollada a nuestro antojo.

Hoy por hoy aún este tema lo podemos considerar una utopía, pero poco a poco llegaremos si nos lo proponemos a conseguir.

 

Depresión

La combinación de vida laboral y familiar mal llevada supone para muchas personas una situación de estrés crónica. No es fácil compaginar el ámbito domestico con el laboral si no emerge una corresponsabilidad con los demás miembros de la familia nuclear, la de casa.

Es más común de lo que podemos imaginar que las mujeres, en mayor medida que los hombres, decidan abandonar su proyecto laboral o la posibilidad de promoción en el desempeño de su trabajo; todo ello por la presión que supone mantener una situación de precariedad laboral y la necesidad de dar el cien por cien en el ámbito familiar. 

En ocasiones las personas se ven obligadas a elegir entre su proyecto profesional o el familiar porque ambos son incompatibles. Todo ello genera situaciones de estrés que pueden desembocar en frustraciones personales y en problemas emocionales como la depresión.

 

Problemas en la relación de pareja

Obviamente cuando el trabajo nos absorbe de tal manera que no tenemos tiempo ni para respirar, difícilmente podremos disfrutar de algo tan básico como el tiempo con nuestra pareja.

ParejaLa repercusión en la relación es bastante evidente. No pasa sólo por el hecho de compartir problemas laborales o preocupaciones de tipo profesional, sino que no hay quizás tiempo para compartir momentos básicos e imprescindibles en una pareja.

El agotamiento, el estrés y las preocupaciones pueden levantar una barrera entre dos personas que al final del día no han podido compartir ni media hora de charla; el poco tiempo que les queda después de la jornada laboral, lo han dedicado a duchar al niño y darle la cena o a preparar un informe para la oficina mañana o definitivamente en acostarse porque “llegué reventado/a”.

Quizás no siempre se de esta situación y haya a quién le parezca exagerado, pero las largas jornadas laborales a veces no permiten disfrutar de una cena relajada con tu chico/a para compartir algo más que los gastos de la hipoteca, por ejemplo.

Pequeños grandes detalles que pueden ir minando la relación si no la cuidamos y luchamos por los intereses y derechos de una vida laboral conciliadora con nuestra vida personal. No olvidemos que el apoyo social y afectivo es un determinante básico de la salud de las personas, tanto física como mental. No es algo de lo que podamos prescindir, sino más bien todo lo contrario.Subir al menú